Reclutamiento y selección del personal

Reclutamiento y selección del personal

Introducción

La selección de personal es uno de los procesos críticos de la gestión de los recursos humanos en las organizaciones, de hecho, si la selección de personal está correctamente realizada permitirá la incorporación de efectivos de alto rendimiento.

El reclutamiento y selección de personal es una actividad habitual en toda organización empresarial. Para un buen funcionamiento de la empresa se requieren trabajadores con la cualificación necesaria y la actitud correcta para llevar a cabo todas las actividades requeridas con éxito.

Para ello, este personal debe ser adecuadamente buscado y seleccionado para que se cumplan las expectativas de la organización.

Una vez realizado el reclutamiento y una preselección de candidatos, se llevarán a cabo las distintas pruebas de selección a través de diferentes técnicas: entrevistas, pruebas de conocimiento, técnicas de simulación o juego de roles.

La selección de personal se trata, recordemos, de un proceso mediante el cual las empresas realizan procedimientos, estrategias, métodos, acciones e iniciativas para contratar a determinados trabajadores.

Reclutamiento y selección del personal

Se parte de una necesidad, es decir, de una plaza o función que debe ser asignada a una persona capacitada para ello. La labor de la persona encargada de Recursos Humanos es filtrar de tal manera las candidaturas que se elija la que más competencias, talentos, destrezas o habilidades tenga para ocupar dicho cargo.

El proceso de selección de personal tiene distintas fases, que van desde la identificación de esa necesidad por parte de la empresa hasta la contratación como tal.

Por su parte, el reclutamiento es una acción concreta que busca atraer a las personas de alta cualificación o talento para ocupar cargos en una organización. En casi todos los casos se basa en un sistema de información de los candidatos.

El reclutamiento puede ser externo o interno. En el primer caso, las empresas salen al mercado laboral de sus respectivos sectores para sondear la posibilidad de contratar a trabajadores que supongan un valor añadido. En el segundo caso, lo que se busca es la promoción de los trabajadores que ya forman parte de la compañía y que, apoyados en sus méritos, buscan ascender en la pirámide corporativa.

Todo esto nos lleva a señalar que entre la selección de personal y el reclutamiento, si bien dos conceptos que van de la mano, existen diferencias que todo encargado del área de Recursos Humanos debe tener presentes. Veamos algunas:

  • El reclutamiento puede ser una etapa inicial del proceso de selección de personal si la empresa tiene previsto iniciar dicho proceso con la atracción del talento en su respectivo sector.
  • Sin embargo, el reclutamiento no tiene porqué integrar un proceso de selección de personal. Algunas empresas destinan recursos y herramientas para una permanente labor de atracción del talento que sólo se materializa si alguno de los perfiles recabados en el mercado se ajusta a sus necesidades.
  • El reclutamiento no exige necesariamente la acción coordinada del área de Recursos Humanos. A veces son los candidatos de alto talento los que llegan por su cuenta tocando las puertas de una empresa. En cambio, un proceso de selección de personal sí que es exclusividad de ésta.

 

Reclutamiento: definición

El reclutamiento de personal es un conjunto de procedimientos que tienden a atraer candidatos potencialmente cualificados y capaces de ocupar cargos en una organización. 

Básicamente el reclutamiento de personal es un sistema de información mediante el cual se divulga y ofrece al mercado de recursos humanos las oportunidades de empleo que pretende cubrir.

Para ser eficaz, el reclutamiento de personal debe atraer un contingente de candidatos suficiente para abastecer adecuadamente el proceso de selección. Es una actividad que tiene por objeto inmediato atraer candidatos, para establecer con ellos el proceso de selección oportuno.

El reclutamiento de personal puede ser interno o externo.

El reclutamiento de personal es interno cuando existiendo determinado puesto la empresa trata de cubrirlo mediante la promoción de sus empleados (movimiento vertical) o transferidos con promoción (movimiento diagonal). Puede incluir: transferencia de personal, transferencias con promoción de personal o programas de desarrollo de personal.

Reclutamiento y selección del personal

El reclutamiento es externo cuando habiendo determinado la vacante, se pretende cubrirla con candidatos externos que son atraídos por las técnicas de reclutamiento aplicadas. 

El reclutamiento externo recae sobre candidatos reales o potenciales, disponibles o colocados en otras organizaciones, y puede involucrar una o más de las siguientes técnicas:

  • Consulta a base de datos de candidatos que se presentaron espontáneamente en otros reclutamientos.
  • Presentación de candidatos por parte de los empleados de la empresa.
  • Contactos con sindicatos y otras organizaciones laborales.
  • Contactos con universidad
  • Escuelas, asociaciones estudiantiles
  • Escuelas, asociaciones estudiantiles
  • Directorios académicos
  • Centros de integración empresa-universidad
  • Conferencias y charlas en universidades y escuelas
  • Colegios profesionales
  • Contactos con otras empresas que actúan en el mismo mercado, en términos de cooperación mutua.
  • Viajes para reclutamiento en otras ciudades
  • Anuncios en periódicos y en revistas
  • Internet: Portales de empleo, listado de correo, grupos de noticia, anuncio en el “sitio web”.

Un medio de gran difusión para la realización del reclutamiento externo, suele ser la utilización de anuncios en periódicos y revistas. 

A modo de resumen, diremos que en todo anuncio se ha de procurar respetar los siguientes puntos:

  • Tamaño suficiente para el objetivo marcado.
  • Contenido claro, bien redactado, fácil de leer y que indique apropiadamente los requisitos que se exigen.
  • Que sea llamativo y destaque entre los anuncios cercanos.
  • Con un estilo personal, dirigiéndose a los candidatos con corrección y tratándolos como seres humanos.
  • Que sea selectivo, de forma tal que descarte a los aspirantes que no reúnen los mínimos fijados y que, a la vez, impulse a presentarse a los que sí los cumplen.
  • Atractivo y que motive al candidato, creando en él el deseo optar al puesto de trabajo.