Procesos implicados en el aprendizaje

Procesos implicados en el aprendizaje. 

Además de las características psicológicas del individuo que hemos explicado anteriormente existen 

otros factores que influyen en el proceso de aprendizaje y que son los que se detallan a continuación: 

Motivación 

La motivación es un proceso multideterminado que energiza y direcciona el comportamiento humano. Es el elemento clave que incita al sujeto en el  proceso de aprendizaje ya que nos incita a actuar, permite continuar la acción y nos conduce en una determinada dirección. La motivación que nos incita a realizar algo está condicionada por la educación recibida, la cultura, el estatus social, la herencia, el aprendizaje…etc. Podemos diferenciar dos tipos de motivación: 

  1. Motivación intrínseca: aquella que viene determinada por factores de competencia personal, profesional y afectiva. El sujeto se activa para conseguir algo personal. 
  2. Motivación extrínseca: aquella que viene determinada por acontecimientos exteriores y nada tiene que ver con los intereses personales. 

Necesidades 

El psicólogo norteamericano Maslow estudia las necesidades humanas a través de su teoría de la 

 autorrealización reflejada en la famosa pirámide de las necesidades humanas. Maslow establece que el hombre satisface sus necesidades de forma jerárquica y le van surgiendo nuevas 

necesidades cuando ya tiene satisfechas las más básicas. La supervivencia es su prioridad absoluta (comer, beber, dormir…). En segundo lugar el hombre procura garantizar su existencia y después se encamina a satisfacer sus necesidades sociales (amigos, asociacionismo…). 

  

 Procesos implicados en el aprendizaje

 

La persona no pasa totalmente de un escalón a otro y tampoco es preciso que las necesidades de un escalón estén cubiertas al cien por cien para pasar a otro peldaño.  

La necesidad de autorrealización se refiere a la necesidad de conseguir todo lo que uno/a puede 

llegar a ser, es decir, poner en juego todas las potencialidades del individuo.  

  Las características de las necesidades humanas según Maslow son: 

  • Son universales 
  • Están ordenadas jerárquicamente 
  • Cuando las necesidades inferiores no son satisfechas condicionan la visión del mundo del sujeto y su comportamiento. 

 

Desde el punto de vista de la formación podemos señalar que se alcanzarán los objetivos formativos cuando El alumno/a sienta de nuevo la necesidad de formarse lo cual se demuestra a partir del interés y participación que muestra en el curso. Como formadores/as debemos tener en cuenta las necesidades individuales de cada alumno/a para comprender en algunos casos determinados comportamientos incoherentes.  

 

Actitud 

El alumno/a puede adoptar distintas actitudes ante su aprendizaje y éstas pueden sintetizarse en 

las siguientes: 

  • Resistencia: El alumno/a se resiste al cambio ya que su personalidad se ve amenazada por el aprendizaje. El formador debe resaltar por encima de todo los beneficios de la formación. 
  • Interés: El alumno/a muestra interés en la formación cuando ésta satisface sus necesidades. 
  • Curiosidad: la curiosidad del alumno/a se manifiesta en torno a todo aquello que es útil.  
  • Impaciencia: es la necesidad de economizar tiempo y esfuerzo por lo que la formación debe ser flexible y permitir la adaptación de cada persona. 
  • Responsabilidad: El alumno/a está habituado a asumir responsabilidades en su vida diaria por lo que El formador debe fomentar la posibilidad de discusión, análisis y valoración durante todo el proceso formativo. 

Frustración 

Aparece cuando el sujeto vive la no obtención del objetivo propuesto como una amenaza a su propia personalidad. La tensión que produce la frustración puede manifestarse en conductas o actitudes agresivas o apáticas,  o bien en un estado físico alterado (insomnio, alteraciones digestivas…). 

Cansancio 

Juega un papel decisivo en la adquisición de los conocimientos. El cansancio de los alumnos de un curso puede combatirse de la siguiente manera: 

  • Mediante un cambio frecuente de temas. Un tema monográfico no debe tratarse más de 20 minutos. 
  • Mediante un cambio frecuente de los medios didácticos. Debe alternarse la explicación en la pizarra con el uso de medios audiovisuales o con el “aprendizaje activo” en el que los alumnos tienen que discutir sobre algo, realizar juegos de roles… 
  • Inclusión de intervalos breves de descanso ya que éstos incrementan el rendimiento. 

Procesos implicados en el aprendizaje

 

Ansiedad 

Niveles de ansiedad muy bajos o muy elevados afectan negativamente al proceso de aprendizaje. Es necesario contar con un nivel mínimo para que el aprendizaje sea eficaz. Como formadores/as no debemos potenciarla demasiado ya que puede provocar miedo al fracaso y como consecuencia un bloqueo en la resolución de conflictos.  

Miedo 

El miedo de un/a alumno/a puede tener tres raíces: 

  • Miedo al director del curso 
  • Miedo a los demás participantes del grupo y a que se burlen de sus fracasos. 
  • Miedo porque se le exige un esfuerzo especial, fuera de sus posibilidades. 

  Procesos implicados en el aprendizaje

El miedo de un/a alumno/a puede provocar bloqueo mental por lo que como formadores/as 

debemos exigir el rendimiento a cada participante atendiendo a sus posibilidades reales. 

Estrés 

El estrés puede definirse como un proceso psicológico que se origina cuando nuestro organismo tienen que hacer frente a una exigencia de la cual no tiene información para darle una respuesta adecuada. Nuestro organismo se activa entonces psico-fisiológicamente para recoger más y mejor información, procesarla e interpretarla eficazmente y así poder ofrecer una respuesta adecuada a la demanda. En términos generales podemos señalar que existe un nivel de estrés que es positivo y que nos ayuda a realizar las tareas con éxito.