Preguntas y Respuestas

Preguntas y Respuestas

¿Qué es educar las emociones de los estudiantes?

Los estudiantes aprenden a autocontrolarse o a controlar sus impulsos para poder convivir en armonía y desarrollar su voluntad lo que les permite enfrentar las frustraciones y entrenar para lograr sus objetivos en la vida. Por otro lado, entender que las pataletas son síntomas de la falta de educación de sus emociones y no permiten resolver sus problemas o conflictos. “Hay dos regalos que debemos ofrecer a los niños: uno son raíces y el otro son alas”. Anónimo 2.- ¿Cuál es la diferencia entre un profesor que es el protagonista de su curso con el que tiene liderazgo? a.- Un profesor protagonista hace lo que el estudiante tiene que hacer. Su rol es muy cansador y no importa cuanto haga, no puede hacer los procesos por los estudiantes para tener resultados. Necesita explicar mucho. No confía en las capacidades de sus estudiantes. Es controlador. Negocia para lograr cercanía con los estudiantes. Amenaza, castiga y grita para recuperar su respeto. No tiene los resultados que espera. El resultado es un estudiante dependiente e inseguro: “El objetivo de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás”. Herbert Spencer b.- El principal objetivo del profesor con liderazgo es lograr que los estudiantes hagan sus procesos. · Muestra haciendo. · Cree y confía en las capacidades de todos sus estudiantes. · Es coherente “todo lo que dice, lo cumple”. · Tiene normas claras en su aula. · Busca mejorar los procesos de los estudiantes para tener mejores resultados. · Sabe que el tiempo de cada estudiante es distinto al suyo. El resultado es un estudiante que es protagonista de sus aprendizajes y feliz. 3.- ¿Quién es el protagonista del aula de clases: el profesor o el estudiante? Cuando el profesor es el protagonista: El estudiante no valora el trabajo sistemático, máximo esfuerzo y disciplina para tener sus logros. Los logros son de los adultos. Está contento cuando le entregan los resultados, pero se siente impotente y frustrado porque nada depende de él. Y esta forma de funcionar genera dependencia e inseguridad. El profesor se siente bien porque resuelve todo, pero el resultado depende exclusivamente de lo que hace. Es como entregar los peces… sin enseñar a pescar. Se genera dependencia y desmotivación. Cuando el estudiante es protagonista El estudiante escucha y respeta la experiencia del profesor. Valoriza el trabajo sistemático para tener sus logros. Sabe que todo depende de él, es decir, de su esfuerzo y los resultados son el reflejo de sus procesos. Es autónomo, seguro de sí mismo, no tiene miedo a equivocarse y está motivado por lo que logra. Aprende a escuchar. Sabe que el adulto confía en su proceso y si se equivoca tiene su apoyo para guiarlo. Aprende a pescar.

 

¿Cómo es un profesor “bipolar”? Es un profesor que no tiene liderazgo y cambia regularmente de estrategias. Es decir, primero es: a.- Sobreprotector, Asistencialista, Amigo o Permisivo: No cree ni confía en las capacidades de los estudiantes, por ello resuelve sus conflictos. No permite que los estudiantes crezcan. Busca una relación de amigo. No tiene liderazgo ni cree en la resiliencia. Intenta lograr acuerdos a través de negociaciones y premios. Se rige por la “Ley de la Buena Onda”. Por ejemplo es el profesor que: Lleva las actividades previamente desarrolladas. Saca punta a los lápices. Resuelve la falta de materiales. No espera que los estudiantes resuelvan. Da muchas instrucciones. Resuelve todos los problemas y conflictos. Siempre está haciendo pruebas distintas. Coloca buenas calificaciones. Pregunta el parecer de sus decisiones. Siempre está negociando. Da frecuentemente permiso para ir al baño. Comparte sus preocupaciones y problemas con los estudiantes. Extiende los plazos. Le complica decir que NO. Al cansarse o cuando no tiene los resultados esperados cambia drásticamente a: b.- Tirano o Autoritario: Al no tener liderazgo, el profesor intenta lograrlo a través de castigos, amenazas y gritos. Se rige por la “Ley del Terror”, abusando de su poder. Por ejemplo: “Te quedas sin recreo”. “Si no entregas el trabajo mañana, tienes un 1”. “Si no estudias, vas a ser un “don nadie”. 5.- ¿Cómo será el profesor?, si los estudiantes… Están constantemente aburridos. Les resulta difícil permanecer sentados. No hacen sus trabajos solos. Tienen problemas para seguir instrucciones. Manifiestan baja tolerancia a la frustración. Se niegan a compartir. Repiten las preguntas una y otra vez. Lloran con frecuencia. Mienten. Pegan y dan patadas. Desafían al profesor. 6.- ¿Cuáles son los síntomas de la pérdida de liderazgo? Negociaciones Sermones Premios Amenazas Castigos Gritos 7.- ¿Qué problemas genera la pérdida de liderazgo? La pérdida de liderazgo, genera problemas en el clima de aula y convivencia. Los problemas en el clima de aula comienzan cuando se negocia una norma, es decir, se negocian los hábitos. Esta negociación da a entender a un estudiante que si no le gusta una norma puede no respetarlo. Luego, el profesor frente a la negativa del estudiante trata de entrar en razón, hablando de lo importante que es cumplirlo. El estudiante sigue pensando que no, entonces el profesor cambia de estrategia usa premios, pero si no logra los resultados esperados cambia nuevamente y amenaza o grita (para evitar los castigos) para que el estudiante cumpla con la norma establecida. 8.- ¿De donde surge el autoritarismo? Cuando no hay liderazgo el profesor se torna autoritario e impositivo. Es decir, el autoritarismo o abuso de poder existe cuando no hay directrices o normas claras. Síntomas de autoritarismo: gritos, amenazas, castigos y descontrol. Cuando hay liderazgo el profesor está tranquilo logra los objetivos con sus estudiantes sin la necesidad de amenazar, gritar ni castigar. Sabe cuál es su rol. Por miedo al autoritarismo, muchas veces el profesor se relaciona como amigo con los estudiantes. Los amigos están al mismo nivel jerárquico y por ello se tienen que poner de acuerdo. El profesor pierde su rol y comienza a justificar sus decisiones con explicaciones para tratar de convencer a los estudiantes. Pero, esto confunde al estudiante y por paradógico que parezca, el profesor termina haciendo aquello que más quiso evitar: amenaza, grita y castiga. Los estudiantes reconocen y respetan el liderazgo coherente. Es decir, confían en las decisiones del adulto que es: tranquilo, paciente, claro en sus instrucciones, cercano y coherente con lo que siente, piensa, dice y hace.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es una pataleta? Lo defino como una conducta o actitud que permite que el estudiante logre su propósito, es decir, una manipulación emocional aprendida para conseguir algo y lo logra. Una pataleta siempre surge en presencia de “alguien”, en otras palabras, la pataleta existe solamente cuando hay una persona presente que es manipulable emocionalmente. Las pataletas son pensadas. Estas conductas o actitudes surgen para evitar hacer o decir algo, simplemente conseguir lo que esa persona quiere. Lo contrario de una “pataleta” es el autocontrol, es decir, educar las emociones. 10.- ¿Por qué surgen las pataletas? Las pataletas se pueden interpretar con la palabra “no quiero hacer lo que me pides”, “yo hago lo que quiero” y “no me importa las normas de la buena convivencia”, es decir, desafía al adulto y lo logra. 11.- ¿Qué tipo de pataletas hay? 12.- ¿Qué fomenta una pataleta? La negociación y el premio. Por ejemplo: El estudiante está debajo de la mesa. La profesora le conversa y negocia con un dulce. El estudiante logró manipular y lo volverá hacer. 13.- ¿Cómo se extingue la pataleta de un estudiante? La pataleta se extingue con la coherencia del profesor. Por lo tanto, ignorar, conversar o negociar no la extingue. La pataleta deja de existir cuando el estudiante no consigue lo que quiere. Por ejemplo: La profesora tendrá que repetirlo tranquilamente las veces que sea necesario. El manejo de pataletas es fundamental para tener un buen clima de aula y una buena convivencia. 14.- ¿Qué consecuencia trae una pataleta? Aprender códigos que confundirán al estudiante; no hacerse cargo de lo que hace. Por ejemplo: Un estudiante obtiene una mala calificación como consecuencia de su falta de estudio, hace una pataleta, llora desconsoladamente para que la profesora entienda y justifique su resultado, lo logra y no se hace responsable de sus actos culpando a la profesora o a sus padres. Consecuencia de esto el estudiante aprende a resolver sus problemas victimizándose y no aprende que sus resultados es un reflejo de sus procesos. 15.- ¿Cuánto tiempo dura una pataleta? Una pataleta puede llegar a durar 45 minutos a una hora sin que el estudiante logre manipular emocionalmente al adulto. Si el adulto es coherente cada vez que el estudiante lo intenta irá bajando el tiempo y su intensidad, hasta que finalmente se extinguirá. 16.- ¿Los hábitos y valores solo se enseñan en la casa? No solo la casa es responsable de una formación valórica, también el colegio, por ello uno de los objetivos de la educación es formar una estructura ética y moral de los estudiantes, se trabajan a través de los hábitos y valores, es decir, la coherencia de los adultos. Los hábitos y valores no se enseñan sino se muestran. 17.- ¿Se puede educar las emociones, a través de la obediencia? No. Cuando el profesor le pide obediencia a los estudiantes el tiene el control, no confía en las capacidades de los estudiantes que pueden autocontrolarse. La obediencia funciona a través de la emoción del miedo, siendo que el objetivo de educar las emociones es trabajar a través de la emoción del amor, la cual genera confianza y respeto. 18.- ¿Cuál es la diferencia entre obediencia y autocontrol? Obediencia: es cuando el profesor tiene el control del curso. Requiere que el profesor siempre sea el protagonista de los procesos de aprendizaje y conducta de los estudiantes. Este rol desgasta mucho, porque requiere lograr que el estudiante obedezca intentando convencerlo, a través de conversaciones, negociaciones y sermones. La ilusión del profesor es que algún día el estudiante lo haga por iniciativa propia, pero como no ocurre, tiene que volver a retomar el control y para ello recurre a gritos, amenazas y castigos. Por ejemplo: “Cállense y crucen los brazos”, “Coloquen sus brazos detrás de la espalda”, “Es imposible, no te puedes sentar con tu amigo Pedro”, “Si sigues así, te voy anotar en el libro y llamar a tu apoderado”, “Te quedaste sin recreo”, “Las niñas primero y luego los niños”, etc. “Shht, silencio”. La obediencia trabaja con la emoción del miedo.

 

Autocontrol

“El miedo es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías alcanzar a ser.” David Fischman Autocontrol: se logra cuando el profesor educa las emociones de los estudiantes enseñándoles a controlarse. Los estudiantes son los protagonistas de su hacer, saben cuáles son las normas y las cumplen. Entienden los “cuándos”, es decir: cuándo pueden jugar, cuándo tienen que estar atentos, cuándo tienen que trabajar, cuándo pueden descansar, etc. No existe el autocontrol cuando no hay normas claras. El autocontrol trabaja con la emoción del amor. 19.- ¿Cómo se educan las emociones? Las emociones se educan a través de la coherencia del adulto para que el estudiante entienda que no pueda usar pataletas, que tiene que autocontrolarse, es decir, decidir controlarse. Y el profesor también guía al estudiante a entender lo que está sintiendo. Por ejemplo: Cuando un estudiante no le gusta como le quedó su dibujo y el profesor le dice que no tenga pena y le regala un dulce. ¿Cómo el estudiante va aprender a diferenciar lo que es pena de frustración? Lo que siente el estudiante en ese momento se llama frustración, y en vez de educarlo y decirle que “si no te gustó como te quedó tu dibujo, vuelve a hacerlo las veces que sean necesarias hasta que te quede como tu quieres”. Si el estudiante aprende que lo que siente es pena, en vez de frustración se libera de su responsabilidad del resultado de su dibujo y el profesor al entregar algo para que no se sienta así, fomenta que el estudiante lo haga mal. Otro ejemplo : si un estudiante se victimiza, “no tengo amigos, estoy solo” y el profesor le resuelve su problema obligando a otro estudiante a jugar con él. ¿Cómo el niño aprende a respetar y ponerse de acuerdo? Lo que aprende es si se victimiza, un adulto resuelve lo que quiere. ¿Cómo los niños van a aprender a convivir? Los estudiantes con pataletas tienen dificultades para compartir con sus pares, porque buscan imponer sus propias reglas. No comprenden que para poder jugar “yo debo aceptar tus reglas y tu las mías”. El “pataletero” siempre quiere sacar ganancias. Hacer lo que él quiere hacer y cambiar las situaciones que lo tienen desbordado sin hacer un esfuerzo. 20.- ¿Qué es portarse bien? Las palabras “portarse bien” no clarifican lo que el estudiante tiene que hacer, porque durante la jornada escolar hay diferentes momentos y eso es necesario que el profesor defina, ¿qué es lo que espera del estudiante en cada situación? Por ejemplo: Inicio de la clase: 10 minutos, los estudiantes tienen que escuchar las instrucciones, por ello, se tienen que autocontrolar: no es el momento para conversar, reírse y hacer preguntas que están fuera de contexto. Las preguntas se hacen al final de la explicación. La actitud se trabaja a través de la postura corporal: los pies en el suelo y la espalda derecha. Desarrollo de la clase: 20 minutos, se define si es un trabajo grupal o individual. La instrucción debe ser acorde a cada situación, pero el respeto y autocontrol son fundamentales que estén presentes siempre, porque los estudiantes que terminan primero deben esperar tranquilamente a los que no han terminado.

 

Cierre de la clase: 15 minutos, los estudiantes presentan lo que han hecho y el profesor hace un cierre de la actividad. Escuchar a los compañeros y al profesor, también requiere de autocontrol y respeto. Recreo: es de 20 minutos, etc. Los estudiantes juegan entre pares. Los adultos no participan. Si los estudiantes están aburridos tienen que desarrollar su creatividad para “desaburrirse”. 21.- ¿Qué tipo de profesores no favorecen un buen clima de aula y la buena convivencia? Los profesores que sobreprotegen, asisten o son permisivos, porque no cumplen siempre con las normas establecidas, no trabajan sistemáticamente los hábitos y valores, en consecuencia no logran una formación valórica. Los estudiantes no entienden por qué las normas cambian de un momento a otro. La incoherencia genera injustica y los estudiantes preguntan ¿por qué ayer era diferente? ¿Por qué con Juan es diferente que conmigo? 22.- ¿Cuál es la diferencia entre conductismo y formación humana? El conductismo es la repetición de conductas, pero a través del reforzamiento positivo o negativo. Es decir, se logra que la conducta se repita a cambio de “algo”. A pesar que se critica el conductismo, es una de las estrategias más usadas en los colegios y en las casas. El estudiante estudia por una nota que le entrega el colegio, si tiene una buena nota la familia le da un regalo. Es difícil que el estudiante comprenda que lo importante no es la nota sino su proceso de aprendizaje. Por otro lado, si el estudiante se porta bien se le coloca una “carita feliz”, y con 5 “caritas felices” tiene un premio. Es difícil que el estudiante aprenda que tiene que hacer lo que tiene que hacer para poder convivir. Aprende que sus resultados o conductas dependen de lo que se le entrega a cambio. En cambio, la formación humana es la repetición de conductas o actitudes basado en valores que permiten generar hábitos y luego habilidades, porque la repetición o práctica genera conexiones neuronales. Cuando tenemos habilidades y buenos hábitos, tenemos logros, resultados que nos hacen sentir bien. Es decir, mejoramos nuestras capacidades. No requiere un premio, porque el resultado es una consecuencia de lo que hemos hecho. De acuerdo a múltiples estudios sobre el comportamiento humano, el 90% de nuestro día a día son hábitos. 23.- ¿Será conductismo la formación de hábitos? No. Para lograr una formación valórica se requiere repetir las conductas y actitudes apropiadas hasta que el estudiante lo integre como parte de su vida. Por ejemplo, lograr que los estudiantes saluden cuando entre un profesor, aprendan a decir gracias, digan la verdad, no boten basura en el suelo, etc. estos son hábitos generados por la repetición. ¿Qué ocurre con los hábitos?.. si el profesor dice: “Me aburrí de decirle a mis estudiantes que lo hicieran”, “total algún día se motivarán y lo harán”; ese día nunca llegará y el hábito no se formará. 24.- ¿Cómo aprendemos? Haciendo, es decir, practicando o entrenando hasta lograr buenos hábitos o habilidades.

 

Al hacer adquirimos experiencia porque nos equivocamos, corregimos y sabes lo que no podemos volver a hacer. También aprendemos que la frustración es una sensación que tenemos cuando no logramos el resultado esperado y depende de nosotros hacer cambios y seguir perseverando. El no hacer nos estanca y caemos en las quejas, críticas destructivas, los juicios y manipulaciones emocionales como las victimizaciones, la agresividad, el amurramiento, etc. Aprender requiere de esfuerzo, trabajo sistemático y disciplina. Es necesario vencer la inercia, es decir, la fuerza que genera la resistencia de no hacer. Esta fuerza se vence con la voluntad; la decisión de hacer. 25.- ¿Qué es estudiar? “El estudiante le fue mal en la prueba porque no estudió”. Es decir, no practicó no entrenó. Con solo comprender la materia no es suficiente para aplicarla o ponerlo en practica. Decimos que no hay que memorizar o practicar, pero cómo se mejora la ortografía, leer, escribir, aprender otro idioma, tocar música, etc. Necesitamos una base de datos para poder hacer o generar nuevas propuestas (ser creativo). 26.- ¿Qué es entrenar un deporte o practicar un instrumento musical? En el deporte generalmente se define la repetición de ejercicios como entrenamiento. “Este equipo le falta entrenamiento”. Se adquiere una habilidad a través del entrenamiento. La música y el arte en general se usa la palabra practicar. “Si quieres cantar bien hay que practicar”. Y en los estudios, se llama estudiar. ¿Por qué la repetición en los estudios se confunde con conductismo, pero en los deportes o en las artes no? 27.- ¿Qué será más importante, la nota o el proceso? Hoy valorizamos la nota sin importar quien hizo el proceso. ¿Cómo el estudiante va valorizar sus procesos? ¿Somos coherentes? ¿Por qué el estudiante tiene una buena nota y sabemos que no lo hizo? ¿Cuál es la formación valórica que recibe este estudiante? ¿Valdrá la pena seguir esforzándose? 28.- ¿Cuándo los estudiantes se sienten tranquilos y contenidos? El orden y la estructura se construye a través de la confianza. Es muy importante para los estudiantes tener reglas claras que no cambien, para generar estabilidad, seguridad y tranquilidad. ¿Qué sucede emocionalmente cuando un día “se puede”, pero dos días después, no? Se genera una sensación permanente de injusticia. Cuando la estructura jerárquica y el orden no son claros y firmes, se pone a prueba el liderazgo a través de manipulaciones emocionales y desafíos. Si una vez se pudo, el estudiante siempre prueba para ver si resulta. Por lo tanto, cuando un profesor dice “es que los estudiantes no me hacen caso…” ¿qué estará sucediendo…? A través del orden y la estructura construida desde el amor los estudiantes tienen claridad, es decir, saben qué sí y qué no; cuándo sí y cuándo no; etc. y respetan al profesor porque saben que lo que dice lo va a cumplir. 29.- ¿Qué consecuencias les trae a los estudiantes la falta de hábitos? Un aumento significativo de problemas conductuales, de aprendizaje y emocionales.

Preguntas y Respuestas

¿Qué síntomas son indicadores de que NO creemos ni confiamos en los estudiantes? Hablar sin escuchar. Dificultades para observar avances. Solo ver el diagnóstico. Sobreproteger y asistir. No exigir. Hablar constantemente de las dificultades. 31.- ¿Creemos en las capacidades de todos los estudiantes? ¿Cuántas veces le decimos a un estudiante, tu puedes y por otro lado, buscamos un diagnóstico para explicar sus dificultades? Diferente es cuando miramos a los ojos, transmitimos confianza y le exigimos porque creemos en él. Un ejemplo: Un día, una madre llegó a mi consulta cargada con un multitud de exámenes y evaluaciones de su hijo Pedro, un niño con Síndrome de Down. Los informes que me mostró eran lapidarios: su hijo nunca iba a caminar, a sentarse, a ser independiente, a hablar, etc. La madre me pregunta cómo veo el futuro de Pedro. Ante la perplejidad de la madre, tomé los exámenes y los puse a un lado sin leerlos. La miré a los ojos y le pregunté: “¿crees en tu hijo?” Sorprendida y confundida, no me respondió, por lo que le volví a preguntar: “¿crees en las capacidades de tu hijo?” Su respuesta fue muy sincera: “nunca me lo había preguntado” y se quedó pensativa. Si me respondía desde su racionalidad, los informes eran muy claros y contundentes, pero, es su hijo y tiene que creer. Y, ¿qué pasaba con su corazón? ¿También sentía lo mismo, que su hijo no podía? Le hice ver que no se trataba de ningún juicio, y que era normal esta lucha entre “tengo que creer y no sé si soy capaz de creer”. La mamá pudo decir que efectivamente no creía en las capacidades de su hijo, que lo veía tan indefenso, tan frágil y con tantas dificultades… Con esta respuesta, me podía hacer una idea de la manera en que esta mamá sobreprotegía a su hijo. Tal vez, podemos pensar, que es normal en el caso de Pedro debido al alto grado de dificultades con las que nace, pero en el fondo la consulta es: “Mira con estos exámenes me confirma que mi hijo no puede” . Pero, los diagnósticos son “una foto” del momento de la evaluación y el adulto en su forma de pensar y actuar es quien determina el futuro del niño. Nadie sabe hasta donde puede llegar otro ser humano, va depender de lo que haga. “Imposible es solo una palabra que usan las personas pequeñas que creen que es más fácil vivir en la realidad que le ha tocado, que intentar explorar el poder que tienen para cambiarla. Lo imposible no es un hecho. Es una opinión. Lo imposible no es una declaración. Es un desafío. Lo imposible es un potencial. Lo imposible es temporario. Imposible no hay nada”. Cassius Clay, Muhammad Ali 32.- ¿Qué sucede cuando creemos y confiamos? Hay un ejemplo muy significativo de esto: Glenn Cunningham era el niño encargado de encender la estufa a leña en su escuela. Una mañana, encontraron la escuela en llamas y rescataron a Glenn agonizando y con graves quemaduras en sus piernas. Logró sobrevivir, pero su futuro no era muy bueno: según el diagnóstico médico, no podría caminar jamás. Pero, Glenn decidió otra cosa. Un día se arrojó al piso y se arrastró hasta una cerca, en la que pudo apoyarse para levantarse y desplazarse de pie. Ese fue el primero de muchos días en los que llevó a cabo la misma rutina. Su madre todos los días masajeaba sus piernas antes de hacer su rutina de ejercicios. Nunca dudó en la decisión que había tomado su hijo, a pesar del diagnóstico médico o del dolor que sentía al verlo esforzarse. Esta rutina o trabajo diario le permitió a Glenn primero caminar y luego correr hasta su escuela. Años después, cuando llegó a la universidad ingresó al equipo de atletismo. Un niño desahuciado, posteriormente inválido, participó en las olimpiadas de 1932 en la prueba de 1.500 metros, en las que obtuvo el cuarto lugar.

 

Ciencias

En 1936 obtuvo medalla de plata por la misma prueba y en 1938 rompió el record mundial de la prueba, convirtiéndose en el corredor más rápido de los Estados Unidos. “Trata a las personas como si fueran lo que deberían ser y las ayudarás a convertirse en lo que son capaces de ser”. Goethe ¿Qué hubiera sucedido si la madre de Glenn hubiera creído más en el diagnóstico médico que en su hijo? ¿Qué sucede cuando un profesor ve más el diagnóstico que al estudiante? ¿En qué momento el estudiante deja de ser un diagnóstico para los profesores y sus padres? 33.- ¿Cómo influyen nuestros pensamientos y palabras en los estudiantes? El científico japonés Masaru Emoto logró demostrar las consecuencias que tienen el efecto de los pensamientos, las palabras y los sonidos sobre la estructura molecular del agua. El experimento del Dr. Emoto consistió en exponer moléculas de agua destilada a diferentes estímulos como pensamientos, palabras, sentimientos y distintos tipos de música. Posteriormente, congeló el agua y fotografió los cristales que se formaron. Logró una correlación entre pensamientos negativos y una malformación de los cristales. Estos resultados obtenidos por Masaru Emoto son aún más importantes si pensamos que tanto nuestro cuerpo como la superficie de nuestro planeta está compuesta por un 70% de agua. Este experimento nos demuestra que no solo nuestros actos, sino que también nuestras palabras, pensamientos y sentimientos afectan a otros. ¿Qué le pasará a un estudiante que por un lado le decimos “tu puedes”, pero, por otro lado, pensamos “no puede, le cuesta mucho”? 34.- ¿Qué es la voluntad? La voluntad es hacer lo que hay que hacer para tener un logro. Es decir, es la clave para entrenar, practicar, estudiar, perseverar, ser disciplinado, es decir, tener resultados. Se potencia, se desarrolla, se pone a prueba y se fortalece al enfrentar las frustraciones que aparecen en el camino. 35.- ¿Cómo se desarrolla la voluntad? Se resume en el siguiente cuadro. Al tomar conciencia donde quiero llegar, tomo la decisión de hacerlo, lo hago y evalúo los resultados que tengo. Modifico lo que no está resultando y lo vuelvo a hacer. La voluntad permite enfrentar la frustración que surge frente a un mal resultado. 36.- ¿En qué parte del cuerpo se localiza la voluntad? A nivel biológico, está ubicada en el lóbulo pre-frontal, en el mismo lugar donde se localiza la reflexión y la toma de decisiones. Y a nivel energético en el plexo solar. 37.- ¿Cómo se puede trabajar la voluntad? Para reconstruir Japón después de la Segunda Guerra Mundial surge la palabra japonesa ”Kaizen”. Se compone de dos palabras “kai” = cambio y “zen” = sabiduría. El autor de este concepto de gestión de calidad es Masaaki Imai, quien propone el Kaizen, que puede ser utilizada exitosamente en el área de los negocios como en la vida. Hoy es conocido como el “trabajo por metas” llevado a cabo en la fábrica de Toyota. Este método se le conoce también como el método para enfrentar la “flojera” o de entrenar la voluntad y generar hábitos que perduren en el tiempo. Muchas veces nos planteamos metas que son imposibles de alcanzar y soltamos. Por ejemplo, no hemos hecho actividad física por mucho tiempo y decidimos trotar todos los días 20 minutos, al segundo día nos duele todo el cuerpo y decimos mejor lo hago más adelante. Ese día más adelante, nunca llega. Diferente es plantear caminar todos los días 10 minutos y paulatinamente incrementar la actividad. Esto también es aplicable a la formación humana, partir con generar un hábito y no soltar, luego otro y otro. Pretender hacerlo todo de una vez no dará resultados.

 

¿Cuáles son los síntomas que indican la falta de desarrollo de la voluntad? Las “pataletas”, es decir las manipulaciones emocionales: baja tolerancia a la frustración, quejas constante, juicios, críticas destructivas, victimizaciones, etc. 39.- ¿Cómo funciona la voluntad? Vamos a usar la ilustración de un calefón como ejemplo para explicar cómo incide la voluntad en lograr un resultado. El objetivo de un calefón es tener agua caliente, lo que equivaldría a nuestro resultado. Paso 1: Tengo que encender el calefón. Una decisión. Esta decisión se traduce en una acción cuando tomo los fósforos y lo enciendo. De este modo, la suma de la decisión y la acción activan el sistema, que sería lo mismo que activar nuestra Voluntad. Paso 2: Abro el agua caliente, el gas recorre todos los quemadores y se prende la llama. El gas permite que la llama se mantenga encendida, es decir, nuestra Fuerza de la Voluntad que nos permite continuar haciendo o perseverar para alcanzar el resultado. Paso 3: La llama permite calentar el agua, lo que equivaldría a hacer. 40.- ¿Qué es la autodisciplina? La autodisciplina es cuando la voluntad se hace parte de la forma de funcionar del estudiante. Permite perseverar cuando hay dificultades, para lograr el resultado deseado. 41.- ¿Qué es ser un “flojo”? Un estudiante que no hace, es decir, no ha desarrollado su voluntad. Cree que la motivación es la que permite hacer, pero se genera con los resultados. Sin resultados nunca aparece la motivación. Es una forma de justificar los resultados que tiene. 42.- ¿Qué es la creatividad? La creatividad es la capacidad de resolver problemas de una forma diferente y para ello los estudiantes tienen que desarrollar su paciencia, tranquilidad y autodisciplina, además de tener herramientas (habilidades). ¿Cómo un estudiante va ser creativo si antes no logra resolver sus problemas? 43.- ¿Cómo se diferencia si la causa de los resultados deficientes es un problema de voluntad o de dificultad? El problema de voluntad se identifica porque el estudiante no hace porque no quiere, a diferencia cuando el problema es la dificultad, el estudiante intenta, pero no logra los resultados. 44.- ¿Cómo se supera la voluntad y la dificultad? Las dos se superan haciendo, pero la dificultad muchas veces necesita mediación o una graduación del nivel de dificultad y más repeticiones para superarlo. 45.- ¿Se podrán confundir problemas de voluntad con dificultades? 46.- ¿Cuál es la causa de los problemas de voluntad en los estudiantes? Falta de normas claras e incoherencia del profesor quien no define al estudiante qué es lo que tiene que hacer y que no. Falta desarrollar la estructura ética y moral de los estudiantes. 47.- ¿Cómo se identifica un problema neurológico? Si el estudiante tiene un problema neurológico, dicha dificultad debiera manifestarse siempre y no cuando algo no le gusta o está aburrido, es decir, el estudiante intenta e intenta, pero no lo logra resolver.

 

¿Cuándo se debe mediar? Solo las dificultades se pueden mediar, porque primero el estudiante tiene que intentar resolver. 49.- ¿Hay una diferencia entre la mediación que potencia la autonomía y la capacidad de resolver problemas, con la que genera dependencia? Si, la autonomía surge cuando el estudiante es “protagonista de su hacer” y el profesor aprende a “observar e intervenir lo menos posible” para que pueda ser autodidacta. Pero, para ello el profesor que media tiene que ser: tranquilo, paciente, sistemático, claro en sus instrucciones y observador. Y la dependencia es cuando el profesor es el protagonista de los aprendizajes y resuelve todo por el estudiante. 50.- ¿Qué consecuencias genera la constante mediación? Genera dependencia e inseguridad en el estudiante, porque no sabe tomar decisiones ni resolver sin que el profesor le diga si lo está haciendo bien o no. El estudiante tiene miedo a equivocarse no es autónomo. 51.- ¿Cuál es la diferencia entre rabia y frustración? La rabia surge cuando no nos miramos, no nos hacemos cargo de lo que nos sucede y buscamos culpables externos. Nos permite enjuiciar, criticar destructivamente, manipular y quejarnos de lo que no nos gusta. La frustración, en cambio, es cuando nos hacemos responsables de lo que nos ocurre a pesar que no nos gusta el resultado y nos permite analizar qué podemos mejorar, para lograr el objetivo. Solo podemos hacernos cargo de lo que está en nuestras manos, independientemente de la responsabilidad que tenga la otra persona involucrada. El secreto para superar una frustración consiste en parar, reflexionar, tomar una decisión y volver a repetir nuevamente la acción, incorporando los cambios necesarios y haciendo nuestro máximo esfuerzo. 52.- ¿Qué es la baja autoestima? La baja autoestima surge cuando una persona no obtiene los resultados que espera o cree que es más de lo que realmente es. 53.- ¿Qué causa la baja autoestima? El ego distorsiona nuestra realidad. Muchas veces creemos que somos más de lo que realmente somos, y por ello no valoramos nuestra realidad. Para justificar esta sensación le hemos colocado el nombre de baja autoestima. Es una sensación que nos frustra y nos confunde porque los resultados no son acordes con la realidad que hemos construido. Cuando tenemos un problema de ego, carecemos de humildad y sencillez para reconocer nuestros errores, aprender y corregir. Si creo que soy superior, infalible, perfecto ¿cómo escucho?, ¿cómo crezco?, ¿cómo aprendo?, ¿cómo empatizo?, ¿cómo comparto?, ¿cómo trabajo en equipo? Las personas que constantemente se sienten víctimas, viven engañadas por su propio ego, creen que son superiores y no ven su propia realidad. Se presentan como les gustaría ser, en vez de cómo son. 54.- ¿Podrá una niña con baja autoestima corregir a un adulto? Sofía de 8 años llega a mi consulta con su madre y su padre. Una vez que se acomodan, comienzo preguntando en qué puedo ayudar. La madre me dice que su hija tiene problemas en el colegio y como consecuencia baja autoestima. Constantemente se lamenta, diciendo “soy una tonta”, “todo me cuesta”, “no sé hacer mis tareas”, y termina llorando. Mientras la madre me cuenta el problema, la hija la interrumpe y corrige a su madre “mamá, te equivocaste, acuérdate bien”. “Sí”, me dice la niña, “mi mamá me mintió. Me prometió un regalo y no me lo trajo”. “Y la profesora es una pesada, me dice que tengo que hacer el trabajo de nuevo, pero ella no entiende que a mi me cuesta”. Cuando una niña es capaz de corregir a su madre, significa que tiene una autoestima muy alta, porque tiene la certeza de que sabe más que un adulto.

Preguntas y Respuestas

“La mente egocéntrica causa problemas, dificulta las buenas relaciones, crea desarmonía, etc.; Cuanto más poderoso es tu ego, mayores son los problemas que experimentas en tu vida. A los demás les resulta difícil permanecer a tu lado. Y si alguna vez encuentras un amigo, tu ego y las otras emociones se encargarán, tarde o temprano, de transformar a tu amigo en enemigo, pues el ego genera apego y el apego provoca enfado.” Lama Zopa Rimpoche 55.- ¿Qué es autoestima? Es la percepción evaluativa que hacemos o tenemos de nosotros mismos. 56.- ¿Qué es motivación? Proviene del latín, “motivus”, es decir, causa del movimiento. Hay dos tipos de motivaciones: Intrínseca, depende de factores internos, los cuales se desarrollan principalmente sobre los pilares de la autonomía (capacidad de resolver problemas), el desarrollo de habilidades (trabajo sistemático, disciplina y máximo esfuerzo) y el propósito (sentido a la vida). Extrínseca, depende de factores externos, es decir, gratificaciones y son fruto de negociaciones (premios). 57.- ¿Cuál es la diferencia entre motivación extrínseca e intrínseca? La motivación extrínseca requiere de un refuerzo positivo para que la conducta se repita en el tiempo. Su problema principal es encontrar un refuerzo significativo que genere la motivación para lograr el resultado esperado. Al usar el mismo refuerzo positivo no genera el mismo resultado, por lo que se requiere de otro. En cambio la motivación intrínseca permite que el estudiante comprenda que trabajando sistemáticamente con esfuerzo y disciplina logra buenos resultados, es decir, depende de lo que él haga. Cuando tiene logros se siente capaz, su entorno observa los resultados lo felicita, la percepción y la evaluación de sí mismo mejora y se motiva. Numerosos estudios han demostrado que la motivación interna es la única capaz de sostener cualquier objetivo a mediano y largo plazo. 58.- ¿Qué es un premio? Proviene del latín “praemium” y consiste en una distinción, galardón o recompensa que se otorga por mérito o servicio. Por ejemplo, si tu estudias y te va bien en la prueba, te invito al cine. Lo que en concreto significa: como quieres ir al cine, vas a tener muchas ganas de estudiar. Es decir, conductismo, un refuerzo positivo o negativo para que se repita la conducta. Pero, ¿qué sucede si ir al cine no es una verdadera motivación? Simplemente, no estudia. El problema para los padres radica en encontrar el “premio” que logre motivar al hijo para que estudie y mejore. En otras palabras, buscar la transacción o negociación más efectiva. 59.- ¿Los premios motivan? Los premios motivan a los niños en un primer momento. Y, ¿qué sucede en la adolescencia? Los premios no motivan y surgen con más fuerza los castigos ¿Y qué herramienta podrán usar los adultos cuando no hay resultados con los premios ni los castigos? Y en la adultez, ¿cómo vamos a comprender que nuestro sueldo es simplemente consecuencia de lo que hemos hecho? Y que nuestra verdadera motivación no debiera ser el sueldo, sino lo que hacemos y los logros obtenidos en nuestro día a día. Finalmente, si hemos criado a un niño mediante premios y castigos, ¿cómo lograremos que ese niño tome conciencia que sus actos tienen consecuencias positivas o negativas y que no depende de un evaluador externo que dictamina el resultado, es decir, se eduque? ¿Cómo vamos a lograr que el niño encienda su “motor interno” y lo sostenga, comprendiendo que él es el único responsable de los resultados que obtenga? 60.- ¿De qué depende la motivación interna? La motivación interna es una fuerza, una actitud, un estado interno que nos permite generar la energía necesaria para sostener y repetir una conducta hasta lograr las metas planteadas. El motor principal de la motivación interna es la voluntad. 61.- ¿Cuál es la diferencia entre felicidad y placer? La felicidad no aumenta ni disminuye de acuerdo a lo que tengo o no tengo, no es una meta, es un camino; una opción de vida que se construye desde dentro y no depende de algo externo. En cambio, el placer está ligado siempre a alguna circunstancia externa, es la satisfacción del momento. El placer es insaciable y nos deja una sensación de vacío que necesitamos llenar con una dosis cada vez mayor. 62.- ¿Cuál es la diferencia entre “me gustas” y “te amo”? Buda explica esta diferencia. “Cuando te gusta una flor, solo la arrancas, pero cuando amas a esa flor, la cuidas, la podas, la enderezas y lo más importante, la riegas todos los días”. Es, decir… “Aquel que entiende esto, entenderá la vida…” 63.- ¿Por qué existe el aburrimiento? El aburrimiento existe por dos razones: a.- La persona no es creativa para salir de este estado y necesita que alguien creativo lo haga. b.- No valoriza un momento de quietud, de tranquilidad, de silencio o de reflexión para resolver y tomar decisiones.

 

¿Cómo sabemos si hemos avanzado?

¿Cómo sabemos si hemos avanzado? Como dice Steve Jobs: […] no se pueden conectar los puntos hacia adelante; sólo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna manera en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se unirán te darán la confianza de seguir tu corazón. Esta forma de actuar nunca me ha traicionado, y ha marcado la diferencia en mi vida.” La cita con los versos de Machado dice “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. El camino, a diferencia de lo que solemos creer, no aparece claramente delante de nosotros. El camino lo vemos cuando volvemos la vista y aparecen nuestras huellas. Por eso, no hay fórmulas mágicas sino solo trabajo constante: darnos cuenta, elegir y actuar consecuente a nuestra elección. “Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.” Antonio Machado (De Proverbios y Cantares) 65.- ¿De qué depende alcanzar una meta? Para alcanzar un resultado o meta existe un 10% que depende de un componente genético (talento o enfermedad), un 90% depende de nuestro hacer; del esfuerzo, la disciplina y el trabajo sistemático, y si somos niños un 20% dependerá de quien nos guie en el proceso. 66.- ¿Qué determina el componente genético? El componente genético determina el número de repeticiones que se requieren para alcanzar un resultado u objetivo. La dificultad es directamente proporcional a la repetición, al esfuerzo, al trabajo sistemático y a la disciplina. Es decir, a mayor dificultad, más trabajo; cuanto más alta es la meta, más trabajo. 67.- ¿Qué es la disciplina? Como dijo David Fischman, “la disciplina es el puente entre lo que soy y lo que anhelo ser”. Es la llave que permite alcanzar una meta. La disciplina es la actitud frente al hacer. “La Madre Naturaleza responde ante la disciplina. Las reglas y los límites existen en todas las especies que viven en el planeta. Las abejas son disciplinadas. Las hormigas también. Los pájaros, los delfines… Los lobos son disciplinados no solo cuando cazan, sino cuando viajan, juegan o comen. La naturaleza no la considera negativa, sino parte del ADN. Imprescindible para sobrevivir.” Cesar Millán, el encantador de perros. 68.- ¿Cuándo se puede exigir? Para exigir no se puede subestimar ni sobreestimar nuestra capacidad o la de la otra persona, requiere saber cuál es el nivel real. 69.- ¿Por qué cambiar? El cambio surge de una necesidad… 70.- ¿Quién es responsable de lo que está sucediendo con los estudiantes? Hoy en día creemos que los responsables son: La sociedad. El consumismo y materialismo. Los profesores que no tienen vocación, no tienen una buena preparación y no motivan a los estudiantes a aprender. El gobierno con sus políticas que no se adecúan a las diferentes realidades. Los padres que están ausentes y no se preocupan de los niños. Los amigos que son malas juntas. Tal vez, ha llegado el momento de mirarnos en un espejo, ver cuál es nuestra responsabilidad, las creencias que nos están limitando, tomar una decisión y cambiar.

 

¿Qué es cambiar? Una decisión y concretizarla. Esta decisión no se concreta a menos que la pongamos en práctica, es decir, lo hagamos no una vez ni varias veces, sino muchas veces, por lo menos durante dos meses, para asegurar que el cambio esté instalado. 72.- ¿Qué es tomar una decisión? Tomar una decisión para resolver algo, se asemeja a una balanza: a un lado están los puntos a favor y en el otro los en contra. Una buena decisión es cuando existen más puntos a favor que en contra. Siempre hay un costo asociado. Por ello, muchas veces preferimos no tomar decisiones para no tener que asumir las pérdidas, errores o equivocaciones. “El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión” Anónimo 73.- ¿Por qué es tan difícil tomar una decisión? Uno de los grandes problemas es dedicar mucho tiempo para pensar sin hacer. Pensamos y analizamos los problemas y a pesar de ello, ahí siguen. ¿Qué estamos haciendo para dar una solución? 74.- ¿Por qué es necesario decir que no? Muchas veces nos sentimos mal y seguimos adelante con algo que no es, creyendo que en el camino se va arreglar… y nunca se arregla… Otras veces por no decir no, hacemos cosas que van en contra de lo que somos. Y por la misma razón llevamos “mochilas” pesadas que no nos corresponden y no las soltamos. La vida es una suma de elecciones y una construcción de acuerdos. En algunas ocasiones nos dirán que no y en otras lo haremos nosotros. Por ello, es necesario ser capaces de ponernos de acuerdo. Las relaciones y la sociedad se construye desde la confianza, y cuando digo que si y es no, no estoy confiando ni siendo honesto con mis principios. El decir “no” también es una elección. 75.- ¿Cómo digo que no sin dañar? Somos todos diferentes y por lo tanto, hay tantas diferencias como personas existen. Al decir que sí a todos, perdemos nuestra esencia y nos alejamos de quienes somos. Conocernos es de gran ayuda para saber qué vamos a permitir y qué no. Luego, ser coherentes con lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos. No podemos decir “si” cuando es “no”. Al ser claros con nuestras decisiones; nos respetamos y también a los que nos rodean. 76.- ¿Qué es la asertividad? Es tener seguridad en uno mismo para poder tomar decisiones coherentes con lo que somos y lo que hay que hacer. No es ignorar las necesidades de los demás, sino de tomar en cuenta que los derechos de los demás son tan importantes como los nuestros. Se trata de decidir siendo consecuentes con nuestra esencia y sin dañar o pasar a llevar a otros. “El único cambio imposible de realizar, es el que uno mismo no quiere hacer…” Anónimo 77.- ¿Qué nos hace dudar frente a la decisión de decir no? El miedo y las culpas. ¿Qué pasará si digo que no?; ¿dejará de ser mi amiga?, ¿cómo voy a tener amigos si les digo que no?, ¿qué tiene, total me van a pagar bien?, ¿cómo vamos a seguir trabajando juntos?, ¿mis padres me seguirán queriendo si no escojo lo que ellos quieren? ¿si no tomo alcohol me aceptarán? Se cree que para ser aceptados debemos decir siempre que sí y terminamos haciendo cosas que van en contra de nuestros principios. Cualquier relación o situación que se rompe por una negativa, no tiene raíces profundas y no iba a perdurar en el tiempo. “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando resultados diferentes”. Albert Einstein

 

¿Qué es hacerse cargo de nuestra vida? Hacerse cargo de nuestra vida es lograr las 5C: Ser Consecuentes con lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos, siendo fiel a nuestros principios. Ser Coherentes, es decir, todo lo que decimos lo hacemos. No hablamos de lo que no hemos hecho. Ser Consistentes es la ausencia de contradicciones, demuestra estabilidad y confiabilidad. Ser Conscientes es tener la capacidad de reflexionar sobre nuestras elecciones y actos, y de las consecuencias positivas o negativas que generan. Tener Convicción es la fuerza del creer o la fuerza que surge de nuestro corazón. Nos permite perseverar, esforzarnos, seguir y confiar cuando las cosas se ponen difíciles. 79.- ¿Cuándo somos felices? Cuando somos capaces de hacernos cargo de nuestra vida, por lo tanto, estamos en paz. Elegimos la felicidad como un camino donde trabajamos por nuestros sueños. “Eres lo que haces, no lo que dices que vas a hacer”. Anónimo 80.- ¿Cómo sé si soy coherente? Cuando hago lo que digo.

 

¿Qué es la claridad? La claridad es cuando el estudiante tiene definido lo que tiene que hacer. En la formación humana se relaciona con los valores y hábitos, y en los estudios es cómo desarrollar los procesos para lograr un resultado. 101.- ¿Qué es ser cercano? Es una persona que tiene desarrollado su inteligencia emocional, es decir, es empático. Es capaz de ponerse en lugar de los estudiantes y escucharlos. Entiende la diferencia entre ser empático con sobreproteger; acoger con ser un amigo; mediar con resolver lo que el estudiante tiene que hacer. 102.- ¿Qué es ser coherente? “Es hacer lo que se dice”, es decir, no ser cambiante en las normas e instrucciones. El profesor solo pide a los estudiantes lo que el hace. Por ejemplo: Exige puntualidad a los estudiantes, porque es puntual. Exige que los estudiantes lean todos los días, porque lee todos los días. 103.- ¿Qué es la infelicidad? Cuando queremos más de lo que realmente necesitamos. Lo que queremos va a ser siempre insaciable y genera angustia no poder tenerlo. En cambio, si tenemos lo que necesitamos estaremos tranquilos. “No se puede ENTREGAR lo que no se TIENE”. Mahatma Gandhi 104.- ¿Qué es la autonomía? La autonomía se desarrolla cuando confiamos, entregamos herramientas y permitimos a nuestros estudiantes resolver sus problemas. La autonomía se construye sobre nuestras creencias y confianza en las capacidades de los estudiantes. Si creo y confío, daré tantas oportunidades y herramientas como sean necesarias para que el estudiante logré el objetivo. 105.- ¿De dónde surge la falta de autonomía de los estudiantes? El problema de la autonomía surge cuando el estudiante intenta resolver solo y el profesor resuelve porque no confía en sus capacidades o tiene miedo que se equivoque. A menudo pensamos que es más fácil que un adulto lo haga, porque así se hará bien. Pero ¿cuándo vamos a dar la oportunidad que un estudiante se equivoque, lo intente hacer nuevamente, practique y aprenda? “Un pájaro posado en un árbol, no tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está puesta en la rama, sino en sus propias alas”. Anónimo 106.- ¿Cuál es el rol de los profesores en los procesos formativos de los estudiantes? El rol del profesor es diseñar los procesos para lograr resultados y observar a los estudiantes mientras desarrollan sus trabajos para hacer las modificaciones necesarias cuando estén entrampados y necesiten de una herramienta o estrategia adicional que les permita enfrentar y superar esa dificultad. 107.- ¿Cuál es la diferencia entre “construir puentes” y “colocarnos de puente”? Los profesores pueden observar, planificar, buscar y/o modificar herramientas para los estudiantes, pero no pueden sentir, pensar, decir ni hacer por ellos. Es importante confiar en sus capacidades, dándoles señales claras o pautas precisas para que sean capaces de crear su propia solución.

 

No podemos sobreproteger ni ser asistencialistas. “Cuando hablas repites lo que ya sabes; pero cuando escuchas quizás aprendas algo nuevo” Dalai Lama 108.- ¿Cuál es la diferencia entre sostener y contener? Cuando el profesor “sostiene”, “hace por…”, evitando que el estudiante se exponga a dificultades y que desarrolle su confianza en sus capacidades. “Contener” implica que el profesor está presente, mostrando afectivamente su presencia y confiando en las capacidades de los estudiantes. “Contener” permite que los estudiantes tengan raíces sólidas, confíen en lo que pueden hacer y sepan que cuentan con el apoyo incondicional del adulto. 109.- ¿Escucho? Nuestras creencias nos permiten escuchar lo que no conocemos o solamente escuchamos lo que queremos oír y somos capaces de entender. Muchas veces cuando escuchamos queremos confirmar lo que ya sabemos y nos complica lo que es nuevo. Por ello, todo lo que no conocemos tratamos de acomodarlo a nuestra realidad. 110.- ¿Qué es un mediador? Un profesor-mediador es responsable de la calidad de la interacción que los estudiantes realizan, es decir, para convivir y resolver sus problemas. Su rol es realizar tantas modificaciones a los estímulos en función a la frecuencia, orden, intensidad y contexto, de modo que todos los estudiantes lo logren incorporar. 111.- ¿Cómo es un mediador? Tiene la convicción que “si se puede”, que “fallar no es una opción”, por ello, entrega estrategias para que el estudiante realice su máximo esfuerzo para alcanzar una meta. Su amor y confianza es más fuerte que su temor y dudas. Confronta sus propias emociones a fin de conseguir un equilibrio entre el afecto y la exigencia. Es necesario exigir sin ahogar, pero lo suficiente como para avanzar. Un ejemplo de ello es cuando se coloca una guía a una enredadera: las amarras deben ser lo suficientemente firmes para que no se caiga, pero no tan fuertes como para secar la planta. Reflexionar y buscar estrategias o herramientas para que TODOS los estudiantes logren alcanzar la meta. Promover una actitud positiva frente a los estudiantes. 112.- ¿Qué es una actitud? Una actitud es aprendida y determina cómo respondemos a una situación. Es decir, es una energía generada en nuestra mente y que se proyecta al exterior, determinando cómo enfrentamos los problemas o conflictos, las tareas a realizar o la vida en general. “Los grandes bailarines no son geniales por su técnica, son geniales por su PASIÓN”. Martha Graham

 

¿Qué elementos componen una actitud?

¿Qué elementos componen una actitud? Una actitud se compone de tres elementos: a.- un componente emocional (lo que sentimos), b.- un componente cognitivo (lo que pensamos) c.- un componente conductual (como manifestamos nuestros pensamientos y emociones, es decir, la forma en que actuamos). 114.- ¿Por qué es importante “ver” los estudiantes? Ver al estudiante no me refiero a mirarlo, sino: a.- Reconocer la existencia de una persona diferente a mi, con sus fortalezas y debilidades. b.- Aprender a escuchar lo que el estudiante quiere decir y no lo que creo o quiero escuchar. De este modo, logramos diferenciarnos y respetarnos. En el Sur de África existe un interesante saludo, Sawabona, que significa “Yo te respeto, yo te valoro y tú eres importante para mí. Te reconozco”. Y como respuesta la otra persona dice Shikoba, que significa “entonces yo existo para ti”. 115.- ¿Qué ocurre cuando los estudiantes hacen solo lo que quieren en la sala de clase? A muchos estudiantes no les gusta practicar, tampoco esforzarse, corrigen al profesor y solo hacen caso cuando están de acuerdo con aquello que se les está pidiendo. Entonces, ¿Por qué el estudiante tendría que entender que tiene que hacer cosas que no le gusta, si siempre hace lo que quiere? ¿Por qué tendría que esperar, si nunca ha esperado? ¿Por qué tendría que resolver sus problemas, si siempre se los han resuelto? ¿Por qué tendría que contar lo que le pasa, si el adulto siempre lo sabe? ¿Por qué tendría que sentarse en la sala de clases, si prefiere jugar? ¿Por qué tendría que escribir, si le duele la mano? ¿Por qué tendría que aprenderse las tablas de multiplicar, si son una “lata”? ¿Por qué tendría que resolver los conflictos con sus pares, si siempre hay un adulto que se los resuelve…? 116.- ¿Qué es la formación humana? Aprender los códigos de ser persona: como convivir y hacer realidad sus sueños. El estudiante aprende estos códigos a través de la formación de hábitos y valores. En este proceso la coherencia del profesor es clave. Si el estudiante vive en un mundo “rosa” en el que cree que puede hacer lo que quiere cuando quiere, sin normas ni exigencias, cómo va entender que el mundo no es “rosa” sino “verde”, donde hay hábitos y valores que nos rigen para convivir. La sociedad tiene normas, responsabilidades y consecuencias, y es responsabilidad de los adultos preparar a los estudiantes para ello. “Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz, la gente educa para la competencia y este es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos para cooperar y ser solidarios unos con otros, ese día estaremos educando para la paz”. María Montessori 117.- ¿Qué es desafiar al profesor? Síntoma que el profesor no tiene liderazgo o autoridad. Ejemplos de esta actitud son: “Tú no me mandas”. “No te metas en mis cosas”. “Hago lo que yo quiero”, etc. También se manifiesta a través de gestos, miradas y actitudes.

Preguntas y Respuestas

Esto suele ir acompañado de actitudes de los adultos en las que tratan de convencer a los estudiantes de quién manda: “Más respeto, soy tu profesor”. “Yo soy quien manda aquí”, etc. 118.- ¿Qué es una mentira? La mentira es síntoma de que no hay confianza. A veces las mentiras son sutiles que cuestan ser identificados, como por ejemplo cuando preguntamos: “¿Hiciste tu trabajo?” y la respuesta es “No sé”. La verdadera respuesta que hay detrás es, tal vez, “No quiero contestarte” o “No”. 119.- ¿Qué es una agresión verbal? Síntoma de la pérdida o falta de liderazgo. Ejemplos de ello: “Eres fea”, “Eres pesada”, “Te odio”, o garabatos, etc. Suele tratarse de palabras que complican a los profesores y hacen dudar. Si el profesor le da importancia, el estudiante logra el objetivo que persigue. 120.-¿Qué es una agresión física? Síntoma de la pérdida o falta de liderazgo. Pueden ser golpes, mordiscos, manotazos, etc. Este tipo de conductas desbordan al profesor y lo paralizan, sin saber cómo actuar. A veces, incluso, las justificamos porque el estudiante tiene rabia o está enojado, cuando en realidad lo que sucede es que está frustrado, no logra lo que quiere y pone a prueba la estructura. 121.- ¿Qué son las autoagresiones? Es otra síntoma de que hay una falta o pérdida de liderazgo. Ejemplos son los golpes, rasguños, mordidas, amenazas con cuchillos o elementos punzantes. Este tipo de agresiones colapsa al profesor y lo deja sin argumentos. Surgen preguntas como: ¿Qué podemos hacer por el estudiante? ¡¿Se está haciendo daño?! En estas situaciones el profesor suele transar los límites y permite que el estudiante haga lo que quiera por temor a lo que pueda ocurrir. Cuando llegamos a este tipo de conductas, el adulto actúa desde la culpa, la duda, desconfianza y los miedos. 122.- ¿Cómo es un profesor con liderazgo? El profesor con liderazgo es como el director de orquesta. No tiene que saber tocar todos los instrumentos, pero sí debe tener claro cómo quiere que suene la orquesta en su conjunto; debe tener claro que es necesario bajar el ritmo en los Adagio o acelerarlo en los Allegro, para obtener un resultado armónico. Es decir, que TODOS los estudiantes se eduquen: tengan una estructura ética y moral, desarrollen sus habilidades para poder resolver sus problemas, para ser buenas personas y felices. 123.- ¿Qué herramientas necesitan los estudiantes para resolver sus problemas? Diferentes habilidades. No limitemos a que los estudiantes tengan solo algunas habilidades, porque todas son posibles de entrenar. 124.- ¿Cómo desarrollamos la independencia y posibilidad de tomar decisiones? Es importante que los estudiantes puedan “hacer”, aprender de sus equivocaciones y resolver sus conflictos entre pares, es decir, lograr experiencia en diferentes situaciones.

 

¿Cómo se logra que un estudiante sea responsable? Logrando que el estudiante tome conciencia que todos los actos tienen consecuencias positivas o negativas. Todo lo que hacemos o no hacemos en nuestros procesos tiene un resultado, y por lo tanto, los resultados dependen exclusivamente de nosotros. Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar. Nelson Mandela 126.- ¿Cómo podemos formar personas de bien? Mostrando día a día hábitos y valores que sean consecuentes con ello. Y para ello es vital la coherencia del profesor y de todos los adultos en el colegio con las normas establecidas. 127.- ¿Cómo se logra estudiantes esforzados? Se muestra en la coherencia de los procesos con los resultados. Si el estudiante hace su máximo esfuerzo se reflejará en sus resultados. El profesor tiene que observar que el estudiante este haciendo el proceso, porque sin proceso no habrá resultados. No se puede regalar décimas o notas, tiene que ser consecuencia de lo que haga el estudiante. El estudiante tiene que comprender que aunque haga un tremendo esfuerzo no significa que a la primera tendrá un excelente resultado. Todos los atletas entrenan y no necesariamente son campeones, pero su perseverancia los lleva finalmente a los resultados que quieren. Hay que tener cuidado en no poner metas muy altas, es mejor buscar las intermedias. 128.- ¿Cómo se logra que los estudiantes cuiden el planeta? Nuestras actitudes y acciones diarias deben ser consecuentes con este fin, mostrando de este modo que cada miembro de nuestro planeta es tan importante como los demás y cumple una función necesaria para mantener el equilibrio. 129.- ¿Cómo se logra que los estudiantes resuelvan sus problemas? Entregando herramientas, entrenando sus habilidades y dando la oportunidad de hacer, equivocarse, corregir y crecer. 130.- ¿Cómo se logra que los estudiantes sean responsables de lo que piensan, dicen y hacen? Debemos mostrar que todos nuestros actos, palabras y pensamientos tienen consecuencias positivas y/o negativas. 131.- ¿Cómo se logra que los estudiantes aprendan lo que es una autoridad? Debemos mostrar lo que es una jerarquía y cuál es su importancia. Además, ser consecuentes con la estructura jerárquica del colegio y de la casa, estableciendo las prioridades, marcando los límites y sus consecuencias.

 

¿Cómo se logra que los estudiantes sean creativos?

¿Cómo se logra que los estudiantes sean creativos? Primero deben resolver sus problemas solos para luego buscar una forma diferente de hacerlo. Para eso, es necesario generar espacios y oportunidades para que esto ocurra. 133.- ¿Será necesario seleccionar a los estudiantes? Si TODOS LOS ESTUDIANTES tienen el derecho de ser buenas personas, felices y aprender a resolver sus problemas. 134.- ¿Cuál es la función el lóbulo pre-frontal? La función de este lóbulo permite tomar conciencia y decisiones, además de trabajar la voluntad de hacer lo que tenemos que hacer aunque no queramos. Es conocido como el “director de orquesta”, porque está encargado en tomar la información de todas las demás estructuras y coordinarlas para actuar de forma conjunta. El ser humano tiene la cualidad de decidir, tomar conciencia y reflexionar. Su proceso de cambio surge desde ahí, es decir, hace uso de su libre albedrío y de las consecuencias que ello implica. 135.- ¿Qué es un síntoma? Un síntoma es una señal o indicio de algo que está sucediendo o que va suceder en el futuro (DRAE, 2001, versión online). 136.- ¿Qué es “ser una persona madura”? “Una persona madura” se controla y logra ponerse de acuerdo a pesar de sus diferencias, sin violencia, agresividad ni destrucción. Es decir, escucha, respeta, es tranquilo y paciente. “Una persona madura” toma decisiones a conciencia, es decir, tiene en cuenta las consecuencias positivas o negativas de sus elecciones. “Una persona madura” enfrenta las desgracias, frustraciones y derrotas sin victimizaciones y aprendiendo de las equivocaciones y errores cometidas. “Una persona madura” es humilde. Reconoce cuando se equivocó y tiene el valor de cambiar. “Una persona madura” cumple con su palabra, es decir, “hace lo que dice”… es coherente. “Una persona madura” entiende que no son sinónimos fracasar con ser un fracasado. “Una persona madura” tiene una estructura ética y moral, y resuelve sus problemas.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.