MARCO TEÓRICO DEL ESTUDIO DE LAS REDES SOCIALES

¿Qué es una red social? Fue Reginald Radcliffe-Brown (1940) quien utiliza por primera vez el término «red» como equivalente a «estructura social», definiéndolo como un número de seres humanos conectados entre sí por una compleja red de relaciones. Posteriormente, Barnes (1954), antropólogo inglés, describe las características del término red en función de la interacción entre los individuos, lo que facilitó la comprensión de los fenómenos sociales en evolución. Consideró que una red social era un conjunto de puntos unidos por líneas, donde esos puntos son personas o grupos y las líneas representan las interacciones entre ellos. La vida social, por tanto, concluye el autor, genera una red de puntos y líneas. Boyd y Ellison (2007) definen una red social virtual como un espacio que permite al usuario crear su perfil (público o semipúblico), gestionar un grupo de individuos con los que interacciona y consultar y revisar las comunicaciones realizadas dentro de la red. Una red social es un conjunto de relaciones que tiene un sujeto y que puede constituir una fuente de apoyo, de rechazo o ser neutra (Mitchell y Trickett, 1980). También puede ser definida como una estructura social (Santamaría, 2008), constituida por un grupo de individuos u organizaciones, que se unen a través de nodos o lazos que representan sus relaciones e interacciones. En síntesis, una red social es un conjunto de relaciones entre individuos que pueden influir en la vida de las personas, creando un ambiente social específico, formadas por instituciones y/o miembros con interacciones más o menos directas y/o cercanas.

MARCO TEÓRICO DEL ESTUDIO DE LAS REDES SOCIALES

Puede ser estudiada como estructura social constituida a través de nodos y conexiones entre esos nodos que representan las relaciones entre los sujetos u organizaciones participantes en la red. 1.2. Características Si entendemos una red social como el conjunto de relaciones sociales, algunas de las características que pueden poseer estas redes son las siguientes: estructurales (tamaño, densidad y grado de conexión) y de enlace de los componentes (intensidad, durabilidad, multidimensionalidad, directividad y reciprocidad, densidad de las relaciones, dispersión, frecuencia y homogeneidad) (Mitchell y Trickett, 1980: 31). Desde la perspectiva de redes sociales virtuales, Santamaría (2008) destaca algunas de las principales características: 1. Facilitan la creación de perfiles de información personal, donde se incluye datos de interés (aficiones, lugar de residencia, fecha de nacimiento, actividades, amistades…). 2. Se muestra el grupo de amigos y sus conexiones. Es una exhibición pública de los contactos. 3. Permiten, en la mayoría de los casos, la integración de otras herramientas (blogs, wikis, Twitter, Flickr (fotografías), YouTube (vídeos), etc.) de la red. 4. Ofrecen la posibilidad de desarrollar comunidades de interés a partir del espacio-red compartido. El proceso de interacción, en estos entornos, se inicia desde la exhibición pública de los amigos, las fotografías, datos, experiencias y publicaciones del usuario. Se observa una evolución rapidísima en la interconexión entre las diferentes redes sociales. Desde Google + es posible hacer publicaciones al perfil de Facebook o directamente en Twitter o en un blog. Los límites en la información aportada los establece el usuario. El grado de privacidad y acceso a la información son graduados por los usuarios desde su perfil. Existe una tendencia clara a las reagrupaciones, configuración de comunidades de prácticas que partiendo de un espacio compartido desarrollan acciones y proyectos de interés común. Levis (2011) destaca las ventajas de las redes educativas como entornos de colaboración y comunicación: — Facilitan el desarrollo de trabajo en grupo por áreas temáticas. — Permiten el trabajo interdisciplinar. — Refuerzan la comunicación y relación horizontal y no jerárquica. — Admiten el diseño de iniciativas dinámicas colaborativas y cooperativas. — Potencian la producción colectiva de conocimiento. — Permiten la publicación de contenidos y recursos. — Facilitan compartir información y opiniones.

 

— Posibilitan una comunicación fluida y versátil sincrónica o asincrónica. — Refuerzan el sentido de pertenencia al grupo. — Ofrecen la posibilidad de crear comunidades con intereses compartidos. — Posibilitan que estudiantes y docentes conozcan y desarrollen formas de enseñanza y aprendizaje no sustentadas en posiciones jerárquicas ni en estímulos basados en premios y castigos. — Contribuyen a que los/as estudiantes compartan información y documentos en distintos formatos sobre temas de interés para ellos, vinculados o no con los contenidos curriculares del curso. Según Reig «(…) el valor fundamental de tu red está en las personas que la formen. (…) si queremos que la información que recibimos, generamos o redifundimos en esta sociedad aumentada sea y nos convierta en relevantes, tendremos que cuidar la construcción de nuestras redes de referencia». (Reig, 2012: 38) 1.3. Fundamentación teórica social Con el objetivo de entender las investigaciones realizadas en el marco de las redes sociales, es imperativo analizar los resultados desde una perspectiva sociocultural. A lo largo de este capítulo se analizarán los estudios desarrollados en el ámbito de las redes desde este punto de vista. Por esta razón, se parte del planteamiento de Castells (2002) donde se considera que en esta sociedad, Internet no nos cambia, no modifica nuestro comportamiento, «(…) sino que es el comportamiento el que cambia Internet». La sociedad red que denomina Castells (2002) se basa en Internet como medio principal de comunicación y de relación. Surgen nuevos espacios públicos basados en procesos de comunicación horizontal y democrática, entre los que están destacando las redes sociales. El estudio de las redes presentadas en este capítulo, se fundamenta en la concepción de Lévy (2007) relativo al ciberespacio y la cibercultura. En el ciberespacio, o lo que es lo mismo la red, se desarrollan nuevas técnicas, prácticas, actitudes, modos de pensamiento y valores, se desarrolla la cibercultura, cultura digital o cultura de la sociedad digital. Es la cultura de las sociedades donde las tecnologías configuran los modos de comunicación, distribución de información, administración y los procesos de gestión.

MARCO TEÓRICO DEL ESTUDIO DE LAS REDES SOCIALES

Como la cultura emergente surge a partir del desarrollo tecnológico, la cibercultura se desarrolla sobre la base de tres ejes principales: social, técnico y cultural. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), no pueden desarrollarse sin la actuación de un individuo, con sus valores, interpretaciones y significados, perteneciente a un sistema social y cultural específico. Como afirmaba Bigun (2003) los estudios avanzan hacia un concepto de la tecnología de la información y la comunicación en términos de revolución de las relaciones (citado por Lankshear y Knobel, 2008, 201). Se considera que las comunidades virtuales son espacios que generan procesos de interacción y de socialización, que permiten la unión de personas entre sí y con los ordenadores y que esta conexión entre personas-máquina conlleva la generalización de las redes sociales (presenciales) en redes virtuales; generándose una equiparación entre las relaciones cara a cara y las relaciones en red, puesto que se desarrollan sentimientos profundos de pertenencia a estos espacios (Wellman y Salaff y cols., 1996).