Básica de Empleo

Básica de Empleo

al regular el Programa de
Formación Profesional Ocupacional dispuso que el Instituto Nacional de Empleo
estableciera un programa anual de formación profesional ocupacional, que con carácter
gratuito, asegurase la adecuada formación profesional de los que quisieran incorporarse
al mundo laboral o, encontrándose en él, pretendiesen reconvertirse o alcanzar una
mayor especialización profesional, dotándose de carácter permanente al Plan Nacional
de Formación e Inserción Profesional a través del Real Decreto 1618/1990, de 14 de
diciembre.
El Real Decreto 631/1993, de 3 de mayo, por el que se regula el Plan Nacional de
Formación e Inserción Profesional, inicia la separación de la formación de ocupados y
desempleados, reordenando las acciones de formación ocupacional y poniendo un mayor
énfasis en la reinserción profesional de las personas en situación de paro. A partir de ese
momento el reciclaje profesional de los trabajadores ocupados se articula a través de los
distintos Acuerdos Nacionales sobre Formación Continua (firmados en 1992, 1996
y 2000).
El Real Decreto 1046/2003, de 1 de agosto, por el que se regula el subsistema de
formación profesional continua, pone en marcha un nuevo modelo de gestión de la
formación continua, pasando de un modelo basado en la autonomía negocial a un sistema
basado en un marco normativo que pretende dotar al sistema de una mayor estabilidad y
seguridad, sin olvidar el protagonismo de los agentes sociales. Por su parte, la formación
profesional ocupacional continúa regulándose por el Real Decreto 631/1993, de 3 de
mayo.
El Acuerdo de Formación Profesional para el Empleo firmado por el Gobierno y los
interlocutores sociales el 7 de febrero de 2006 apuesta nuevamente por un modelo
integrado de formación para el empleo, que contribuya al avance de la formación y el
aprendizaje permanente en nuestro país, manteniendo los pilares que han permitido su
desarrollo en los últimos años, y tratando de superar las insuficiencias del modelo así
como de potenciar los elementos que permitan progresar aún más en el logro de los

Básica de Empleo

objetivos de formación y compatibilizar la mayor competitividad de las empresas con la
formación individual del trabajador.
Consecuencia del citado Acuerdo, y después de trece años de vigencia de dos
modalidades diferenciadas de formación profesional en el ámbito laboral –la formación
ocupacional y la continua–, el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, por el que se
regula el subsistema de formación profesional para el empleo, integra ambos subsistemas
en un único modelo de formación profesional para el empleo e introduce mejoras que
permiten adaptar la formación dirigida a los trabajadores ocupados y desempleados a la
nueva realidad económica y social.

Básica de Empleo
El subsistema de formación profesional para el empleo se incorpora al marco legal
vigente por el Real Decreto-ley 3/2011, de 18 de febrero, de medidas urgentes para la
mejora de la empleabilidad y la reforma de las políticas activas de empleo, que modifica
íntegramente el artículo 26 de la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo y establece
las líneas generales del citado subsistema.
El Acuerdo de propuestas para la negociación tripartita para fortalecer el crecimiento
económico y el empleo, firmado por el Gobierno y los interlocutores sociales el pasado 29
de julio, recoge un compromiso con el desarrollo de medidas concretas en diversos
ámbitos, incluida la voluntad de trabajar para transformar el sistema de formación
profesional para el empleo, sobre la base del diálogo social.