Oct 11

Tipos de actividades de elearning

Tipos de actividades de elearning

 

Del curso de formador de teleformación – formador online

Un adecuado uso de actividades a través de sistemas de e-learning comporta la base del éxito en las acciones formativas.

En este tema haremos un repaso general de las principales actividades a desarrollar para acciones de teleformación así como de las características que deberían cumplir para ajustarse al proceso de enseñanza en el que se encuentran inmersas:

  1. CARACTERÍSTICAS DE LAS ACTIVIDADES
  • Orientadas al aprendizaje: de forma que cuando se concluyan, el participante haya adquirido algún tipo de conocimiento operativo o funcional
  • Adaptadas al contenido del curso: que supongan un valor añadido al contenido del curso
  • Diseñadas y gestionadas por e-tutores: deben ser especialistas de formación e-learning los que participen en este contenido. En ocasiones se desarrollan actividades por los desarrolladores del curso que carecen del contacto con el grupo de participantes a formar. Esto puede suponer un obstáculo para el desarrollo óptimo de las tareas que realicen los participantes ya que se puede obligar a ejecutar tareas fuera de contexto con el consiguiente elemento de falta de motivación.

 

  • Con un objetivo determinado: para generar el aprendizaje
  • Motivadoras: que permitan ofrecer ROI al participante. Es decir que aquel participante que las haya realizado se sienta más satisfecho que aquel que tiene pendiente su ejecución.
  • Sencillas y fáciles de ejecutar con aspectos innovadores que inciten a los participantes a promover sus capacidades creativas.
  • Con seguimiento del e-tutor una vez se haya terminado las e-tareas, premiando, dirigiendo y coordinando las tareas de los participantes y del grupo.

En el contexto de este apartado consideramos importante incluir que el teleformador diseñador  de actividades deberá tener en cuenta de que modo se ofertan estas actividades y de que modo se va a producir la comunicación:

Métodos de conducción de cursos

Existen dos grandes doctrinas de animación y conducción de cursos asíncronos.

Animación reactiva:

El animador interactúa con el alumno cuando éste no se ha conectado, cuando pregunta algo, cuando incluye información, preguntas o respuestas a través del foro, y correo u otro medio digital. El sistema corrige las evaluaciones, los contactos son esporádicos y la relación con los demás participantes se limita a la iniciativa del propio participante para comunicarse con el resto de los miembros del grupo.

Ventajas: coste reducido de los animadores, válido para cursos donde la motivación de los participantes sea muy alta y los contenidos se adapten a una modalidad muy interactiva y formativa. Se deben incluir tutores virtuales y sistemas de guía y planificación en los cursos para permitir el aprendizaje autónomo. Las altas y bajas del curso no se ciñen a una fecha de acceso y otra de finalización cerrada.

Inconvenientes: la falta de comunicación y seguimiento diario por parte de los animadores puede generar un elevado número de bajas en el curso sin haber cumplido los objetivos de formación.

Animación pro-activa:

El animador (instructor / experto / tutor / conductor / animador) del curso gestiona las actividades de cada participante diariamente y genera un conjunto semanal de actividades para el curso, el grupo en el que se integra el participante e interactúa directamente con el mismo diseñando contenidos a medida que permiten individualizar el aprendizaje. Los contenidos del curso se diseñan para fomentar la comunicación entre los participantes y con el instructor. Las fechas de estos cursos deben tener un comienzo y fin cerrado. El animador debe tener experiencia práctica en conducción de cursos e-learning. Es preferible contar con animadores profesionales que gestionen varios cursos con la ayuda de los expertos que expertos con dominio de la materia pero carentes de metodología de animación de grupos.

 

Tipos de actividades elearning